Una noche en la maloca de Don Gustavo Maukuna II

Hablamos un largo rato con don Gustavo, mambeamos coca (en ésta región del amazonas, las hojas de coca se muelen hasta ser transformadas en un polvo espeso, que luego se introduce en gran cantidad en la boca con la ayuda de una pequeña cuchara), don Gustavo nos sopló tabaco en la nariz con un instrumento cuidadosamente armado mezcla de un hueso hueco de un animal y un caracol.

Anuncios
Leer Artículo →

Días en la selva

Cuando uno llega a la selva, no ve la selva. La visión se empieza a agudizar con las semanas. Uno empieza , de manera gradual, a modular su atención entre la vida lineal, la vida macro y la vida micro. Empieza a estar alerta a todo movimiento y sonido. Empieza a entender que nada de lo que se esté haciendo es más importante que la vida que pasa.

Leer Artículo →

Puyo Pungo, la odisea

Así fue como llegué a Indichuri. Di con la casa de un chamán y la familia del chaman. Les pedí alquilar un cuarto y me dieron una cabaña en el medio de los arboles enfrente del rio. Efectivamente el techo era de paja y las maderas no alcanzaban a completar las paredes, uno dormía casi a la intemperie protegido por un tul que enroscado en la cama, oficiaba de mosquitero. Pero el agua no entraba cuando llovía. No había luz, solo unos mecheros con bencina o alcohol que tiraban un humo espantoso.

Leer Artículo →