Ollantaytambo, la ciudad Inca

El centro del pueblo es hermosísimo de día y misterioso y mágico de noche: las paredes de piedra y el sonido del agua bajando por la acequia. Me encantaba ir a leer y a tomar mate a unas ruinas de un templo que quedar en un cerro desde el que se puede ver todo el pueblo. Al piletón Inca volví muchas veces… me tiraba a nadar y después me quedaba durmiendo a su lado

Leer Artículo →