Barichara, ficciones

Yo vine a llegar casi cuatrocientos años despúes. Retraté, porque en mi época (una mucho posterior a la de los daguerrotipos) existían los medios. Y pegué los retratos en ésta historia, historia que supe -o inventé- después de caminar las calles adoquinadas, leer un par de placas solemnes en los monumentos y escuchar hablar por ahí del campesino, de la Virgen, del español y la fundación del su pueblo.

Anuncios
Leer Artículo →