Cali: el carnaval moreno, las noches de salsa.

Ponga PLAY antes de comenzar a leer 🙂

DSC09509 (800x450)

Hay cinco mil personas, el suelo es de tierra y pasto. Hace calor en Cali. Un moreno baila levantando polvo, mujeres y hombres lo rodean haciendo pasos sincronizados, sacudiendo un pañuelo blanco que se pierde en la polvareda. A veces cuesta respirar. Yo bailo y me agito y transpiro. Pasa una morena y me mira directo a los ojos, viene bamboleando las caderas en cada paso, no deja de mirarme a los ojos. ¡Tumbacatre, Arrechón!… ¡Siete Polvos!… me dice, ofreciéndome unas botellitas de plástico con bebidas de colores adentro: así tomamos en el pacífico colombiano… Pruebe un poquito, en mi tierra toda mujer tiene una de estas en la casa, son afridisiácas (si, lo pronuncia con el acento en la á). Yo pruebo, saben a especias, a cremas, a viche. Sigo bailando, no se puede parar de bailar. De repente me tiran del brazo, me caigo de lado y entro en cuenta que ahora estoy en el medio de la ronda, con un negro alto y fornido de camisa abierta y sombrero que me espera para bailar. La gente grita alrededor. Yo muevo la cadera, el moreno me agarra de la cintura, giramos los dos. Nos reímos y levantamos polvo. Nunca dejamos de mover las caderas, alguien le pasa una medida de Tumbacatre, él la hace desaparecer  en dos segundos. Yo me río. Una marimba suena y cada vez hay más polvo en el aire. Todo va a terminar horas más tarde, rayando el amanecer, en La Calle del Pecado, un viejo callejón del centro en dónde quedan los hoteles más baratos de Cali, en los que se hospedan los músicos.  La gente llega, después de que se acaba la fiesta en el estadio, para seguir la fiesta en la calle. Hacen que los músicos bajen y que bajen también sus tambores.

DSC09360 (800x450)

DSC09410 (800x450)

DSC09528 (800x450)Fueron cinco días de locura.  Nunca bailé tanto en la vida. Nunca enredé mis rodillas con las rodillas de otra tanta gente distinta. Nunca respiré tanto polvo. Nunca vi tanta gente linda y extravagante en un mismo lugar.

DSC09506 (800x485)

DSC09394 (800x469)

DSC09432 (800x450)

Él toca los tambores en ésta Bata Orquesta (una de las bandas que más nos hizo bailar en el Petronio Álvarez:

DSC09524 (800x450)

DSC09426 (450x800)

“Llegaste a Cali para el Petronio Álvarez. No podrías haber llegado en época mejor.” Me decía mi amigo el chileno con quién me había acabado de reencontrar. La verdad es que me había arrancado de Salento con la intención de verlo. Él estaba de regreso hacia Chile y yo todavía estaba viviendo en el pueblito en el que nos despedimos la última vez. Decidimos encontrarnos en Cali. La cuidad, cuando llegué, me pareció fea y hostil. Gobernada por el caos a 36° centígrados de sensación térmica. La mochila me pesaba y me quedaba chica por lo que andaba cargando unos cuántos bártulos más.

DSC09554 (800x450)

DSC09343 (800x450)

DSC09290 (800x450)

Seba –el chileno- me había dado las indicaciones para llegar sin perderme al hostal dónde se había hospedado. Cuando llegué a “la casa amarilla con barderas en el techo, sin nombre ni numeración” del barrio San Antonio, me encontré con una mancha enorme  de gente que superpoblaba en demasía a la precaria casa.   DSC09381 (450x800)El dueño, Don Jairo, ubicaba a sus hippies en colchones, colchonetas o medios-colchones en el suelo. Algunos dormían  en hamacas. Eran todos malabaristas, mimos, artesanos.  El lugar hubiera sido digno con la mitad de la gente adentro. Cuando yo llegué parecía un chiquero. A Don Jairo le caímos bien, por lo que no nos dejó dormir en el hostal y nos llevó a vivir a su casa, nos dio el cuarto de su hija y ahí nos quedamos un par de noches hasta que decidí gastarme lo que había ahorrado trabajando en Salento e irme a un hostal limpio, con pileta, clases de salsa y yoga y un desayuno bufete para alimentar a  un batallón.

DSC09326 (800x447)

Tanto cómo me había desagradado la ciudad al llegar empezó a enamorarme al tercer día de estadía. La gente en la calle, las mujeres. Las Motos, los graffities, los parques. Los cientos de palomas. El calor en medio del ruido. Las incontables noches de salsa… de salsa caliente bailada rápido y sin reparo. Cali tenia sabor, y yo me estaba empapando de eso. Empecé a vivir más de noche que de día, a bailar hasta que se me acabaran los músculos de las piernas. Me hice amigos.

DSC09310 (450x800)

DSC09315 (450x800)

A Vladimir lo había conocido hacía cinco meses, cuando entré  al país. Viajamos juntos en el micro y tras intercambiar una conversación muy amable le di la tarjeta del blog. Él es fotógrafo de pájaros, tiene una empresa en su casa y le gusta mucho viajar. El leyó prácticamente todo Algún Lugar Andando y cuando vio que estaba en Cali, a través de las redes sociales, me invitó a pasear. Me llevó a lugares increíbles, fueron una maravilla cada una de las tardes compartidas con él.

DSC09488 (800x450)

A Orlando lo conocí bailando y una semana después terminé viviendo en su casa. Él me recibió junto a sus dos amigas: fuimos a bailar a diario. Lloramos de la risa viendo videos en YouTube. Compartimos charlas, caminatas y salsa, mucha pero mucha salsa.

DSC09337 (800x445)

DSC09296 (800x435)

Cali tiene, además de todo el sabor del mundo, lugares muy hermosos: el barrio san Antonio y su plaza. El parque de los gatos, el centro histórico. El río Pance, e mirador del Cristo.  Y todos los clubes salseros que, a diario abren: la Topa Tolondra, Juanchito, El rincón de Don Hebert, La Terraza, Tintindeo: todos increíbles.

DSC09295 (800x450)

Cali sin la salsa no es Cali. Y yo llegué encima, para el festival del pacífico afrocolombiano. Dejé el alma bailando, la noche se transformó en el día que comenzaba para mí a las dos de la tarde. Me quede tres semanas y me obligué a irme, porque sentía que si no, me iba a quedar para siempre.

DSC09338 (800x450)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s