Quito, hojas de mi diario de papel

1   de abril del 2014

Son las siete y ya cae la noche. Yo tomo mi canelazo  y como la empanada de viento en la calle Morales al 123, Quito, Ecuador.

DSC07065 (800x438)

Primero de abril. Hoy comienza el cuarto mes del viaje y la tarde que pasé fue un regalo. Volvió a mí algo de la alegría  de sentirme caminando un camino con corazón. Fue responder nuevamente  si  a la pregunta de si tiene sentido éste andar, si realmente me estoy dejando modificar: si estoy creciendo. Fue recordar salir de mí un poco y observando la guía mayor, descubrir el sentido: verse chiquito y total a un tiempo. Fue entender. Vivir esos segundos de comprensión analógica que después se pierden en esencia y dejan sólo los rastros… ese dejo de sabor alegre en la boca que provoca pinceladas de sonrisas en las comisuras. Que limpia los ojos de la crueldad tirana con la que nos quieren definir el mundo. ¡Qué bello se ve todo así!

DSC07056 (800x468)

Camino por las callecitas adoquinadas de La Ronda. Hay un ángel montaña arriba que sobresale por encima de los arcos de piedra. Las flores rojas de los balcones coloniales me despiertan amor.

DSC06929 (450x800)

DSC06942 (450x800)

Termino mi canelazo y pido una copa de tinto hervido. Pienso en Guille. En cuánto lo extraño, en lo que me gustaría pasear de la mano con él. Tomo un trago: dulce, con sabor a canela y un toque de limón. Vino recién hervido:  me acuerdo que hoy cumple años el primer hombre que me besó en la vida. Yo era chica, él no tanto. Me acuerdo que me enamoré de él  con un amor loco, desesperado y total que sólo pudo ser fruto de la inmadurez, o más aún, de un trauma infantil. Ése amor combina con éste vino.  Brindo en silencio por él: feliz cumpleaños, creo estar destinada a recordarlo siempre.

DSC06862 (800x450)

Ayer llegué de la selva amazónica ecuatoriana y todavía no se me hace normal la ciudad. Gracias a Dios Quito me dio remansos de paz en sus teleféricos montaña arriba, en su casco histórico colonial, en su majestuosa iglesia  La Basílica (una de las construcciones más bellas en las que estuve en toda mi vida).

DSC06905 (450x800)

Estoy hospedada en la casa de una familia que conocí en Puerto Misahuallí. Dentro de una hora o dos me voy a tomar el metrobus para irme a la casa. Dormimos 6 en el living, sobre frazadas. Hoy programamos ver una película. Me da alegría estar con ellos. Son gente buena y acogedora. Tienen un sentido del humor increíble.

DSC06835

El vino se está enfriando ya y la gente que ahora pasa por la puerta está más abrigada que  antes. La luz de la calle se amarillenta, me agrada el reflejo que provoca en los adoquines. Creo que el vino se me está empezando a subir un poco por la cabeza. Sera porque no tomo nunca… hay mucho sonidos en Quito, ¡es una ciudad enrome! La terminal del sur está a una hora del centro.

DSC06849 (800x450)

Mañana me voy a ir a la mitad científica del mundo. No sé bien cómo la calcularon pero parece ser que está acá en Quito y que en ése mismo punto encontraron un monolito pre-incaico, tan exacto que pensar en coincidencia sería concederle demasiadas regalías al azar. Me dijeron que una vez ahí voy a ver toda clase de trucos: agua girando a diestra y siniestra, un huevo flotando en la punta de un alfiler… Yo me quiero sentar  un rato junto al monolito y nada más (aunque me intriga lo del agua y lo del huevo).

DSC06998 (800x566)

Me falta, pienso, escribir sobre un país entero en el blog. Me resisto a hacerlo, Perú me dejó tan       sin palabras que siento que no     . Siento que n    . Me siento incapaz de relatarlo. De hacer un hilo que dibuje más o menos el sacudón que me dio esa tierra. El Cusco está en mi corazón como las venas en el cuerpo. Recordarlo me da alegría, nostalgia y me despierta un amor inmenso a la vez.

DSC06896 (450x800)

La ciudad se silencia un poco, el vino ya está casi frió. Voy a pagar los dólares que le debo a la dueña de la cantina por sus manjares y me voy a ir caminando despacito por el laberinto colonial repleto de iglesias de ésta ciudad, mirando en el anonimato más feliz las caras de las gentes, intentando descifrar -neblina a través-  alguna estrella.

DSC07064 (800x441)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s